SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER
> Enviar
BUSCADOR
Busqueda Rápida
> Buscar
Búsqueda Clasificada
Buscar en:
> Buscar
Mostrar artículos según
> Año de publicación
> Autor
> Tema
PUBLICAR EN ANNYN

Todos los trabajos podrán ser remitidos por correo electrónico a mcairol@fleni.org.ar o directamente o a través de esta página Web.

Leer más
< volver al buscador inicial
RESULTADO DE BUSQUEDA - ARTÍCULO SELECCIONADO
Neuropatía inflamatoria desmielinizante crónica

Pardal, Ana Nogués, Martín

Fecha de publicación: 2008-07-06

El término Poliradiculoneuropatía inflamatoria desmielinizante crónica (CIDP) fue utilizado por primera vez por Dyck y col. en el año 1975 . La CIDP es una neuropatía sensitivo/motora adquirida, caracterizada por recaídas o curso progresivo, desmielinizante y respuesta al tratamiento con inmunosupresores. Si bien no hay pruebas diagnósticas específicas para CIDP, hay características clínicas y de laboratorio que permiten distinguirla de otros tipos de neuropatías. La enfermedad generalmente se presenta con debilidad y pérdida de la sensibilidad en dos o más miembros, con progresión de semanas a meses. La debilidad es distal al comienzo de la enfermedad afectando luego a músculos proximales. Es típicamente simétrica, pero puede presentarse en forma asimétrica. (Variante tipo Mononeuritis múltiple). La afección de los nervios craneanos es poco común y sólo 2-16% de los pacientes presentan debilidad facial y 0-8% oftalmoplejía. El compromiso de los músculos respiratorios, la disfunción autonómica así como el antecedente de infección respiratoria previa son infrecuentes. Afecta a ambos sexos por igual con una incidencia mayor entre los 40 y 60 años de edad, siendo la forma recidivante más frecuente en pacientes jóvenes. Los síntomas sensitivos se observan en la mayoría de los pacientes y consisten en parestesias en manos y pies al comienzo de la enfermedad (70 %) o parestesias dolorosas, y sensación quemante (15 %), el tacto y la vibración están generalmente afectados. La forma de presentación sensitiva pura ocurre en un 10 % de los casos . El compromiso central se observa sólo en el 3 % de los casos. La CIDP puede estar asociada con infección HIV-I y gammopatías monoclonales IgG o IgA.

Ver artículos relacionados
-
Ver artículo completo
-
Descargar PDF
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Evaluación grafométrica de la escritura en pacientes con enfermedad de parkinson idiopática y parkinsonismo secundario

Fecha de publicación: 2008-05-18

El análisis grafométrico de la escritura es una herramienta sencilla, apta para ser utilizada por el médico en el consultorio. El objetivo principal de este trabajo fue evaluar las características de la escritura en pacientes con enfermedad de Parkinson Idiopática (EP) y compararlas con las características de la escritura de pacientes con Parkinsonismo Secundario (PS). Además se intentó relacionar la progresión de la enfermedad con las alteraciones halladas en la escritura de pacientes con EP. Para estos fines, un perito grafólogo analizó la presencia o ausencia de 15 características grafológicas en muestras de escritura de 36 pacientes con EP y 10 con PS. Se instruyó a los pacientes para que copiaran un texto y dibujaran líneas, cajas y círculos en unas hojas en blanco, que luego fueron evaluadas por el perito, quién estaba ciego al diagnóstico y características de los pacientes. Se observó que los pacientes con EP, que presentaban micrografía, tenían puntajes más elevados en las escalas UPDRS y H&Y (p= 0,03, Mann-Whitney). No se hallaron diferencias entre los pacientes que fueron evaluados en estado OFF o en ON. La línea de base de la escritura no estaba adherida al renglón y lo traspasaba en una mayor proporción de pacientes con PS en comparación a pacientes con EP (p=0,01 y p=0,02, respectivamente, test de Fisher). Estos resultados indican que las alteraciones de la escritura se relacionan con el progreso de la enfermedad, siendo consecuencia de alteraciones de las vías dopaminérgicas y no dopaminérgicas. Las características de la línea de base de la escritura, fácilmente evaluables durante la visita médica, podrían ayudar en el diagnóstico diferencial entre EP y PS.

Leer más

Depresión en la enfermedad de parkinson

Fecha de publicación: 2008-07-06

La enfermedad de Parkinson es un trastorno de aparición crónica y gradual en la edad adulta. Los síntomas principales son rigidez y lentitud en los movimientos, temblor de tres a cinco ciclos por segundo, e inestabilidad postural. Otros síntomas acompañantes son la fatiga, disminución en los movimientos automáticos, voz monotonal, disminución de la expresión facial, constipación, descenso de la libido, y trastornos de funciones perceptuales motoras y visuoespaciales. Es interesante destacar que algunos de estos signos y síntomas también pueden ser hallados en pacientes con depresión "funcional" (esto es, depresión sin lesión cerebral conocida). En su descripción de la enfermedad, James Parkinson (1817) describió un grupo de pacientes que se sentían tan desmoralizados por la enfermedad que rehusaron tratamiento. Desde aquel momento, la asociación entre enfermedad de Parkinson y depresión fue bien reconocida. En estudios tempranos, la enfermedad de Parkinson se explicó como secundaria a trauma o pérdida (Dakof y Mendelsohn, 1986), y los síntomas motores fueron considerados como manifestaciones físicas de una conducta inconsciente (Janet, 1924). Luego que las bases biológicas de esta enfermedad fueron descubiertas, esta explicación de la enfermedad de Parkinson como una manifestación somática de conflictos psiquiátricos fue progresivamente desapareciendo, pero también emergió claramente que los trastornos psiquiátricos, y en especial la depresión, tienen una gran prevalencia en pacientes con esta enfermedad. Diversas teorías han sido propuestas para explicar la alta frecuencia de depresión en la enfermedad de Parkinson. Algunos autores sugirieron que la depresión es una consecuencia comprensible del trastorno físico progresivo, lo cual dio origen a la hipótesis "psicológica" (Mindham, 1970). Otros investigadores sugirieron que la depresión resultaría de anomalías bioquímicas, dando origen a la hipótesis "biológica" (Van Praag y col, 1975). Otros autores, sin embargo, han propuesto que factores sociales explicarían la presencia de trastornos anímicos, dando lugar a la hipótesis "psicosocial" de la depresión en la enfermedad de Parkinson (Me Carthy y Brown, 1989). Uno de los principales problemas en la investigación de la depresión en la enfermedad de Parkinson es que la depresión ha sido diagnosticada ya sea por diagnósticos clínicos subjetivos o mediante escores arbitrarios en escalas de depresión, y cuestionarios estructurados psiquiátricos no han sido utilizados (Patrick y Levy, 1922).

Leer más

Polineuropatia motora multifocal

Fecha de publicación: 2008-07-06

Los neurólogos que se enfrentan al problema de pacientes con debilidad y atrofia muscular progresiva periférica, y especialmente los electromiografistas, tienen siempre el desafío, ante un paciente con un síndrome motor periférico, de descartar la posibilidad de una polineuropatía motora o por bloqueo multifocal. Es por eso que esta revisión se va a centrar en los aspectos diagnósticos de esta entidad, partiendo de la ba¬se de que es muy rara, que hay que tener un alto nivel de sospecha para poder detectarla, y que se requiere un examen exhaustivo electromiográfico para confirmarla. Para facilitar la descripción, vamos a considerar esta entidad como una enfermedad en sí misma, aclarando que esto está aún en discusión. No se ha podido determinar con certeza si estamos frente a una variante de la polineuropatía inflamatoria desmielinizante crónica (CIDP) o a una entidad propia.

Leer más
Copyright © 2012 Archivos de Neurología, Neurocirugía y Neuropsiquiatría. Todos los derechos reservados.
www.annyn.org
dg: Mana Le Calvet