SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER
> Enviar
BUSCADOR
Busqueda Rápida
> Buscar
Búsqueda Clasificada
Buscar en:
> Buscar
Mostrar artículos según
> Año de publicación
> Autor
> Tema
PUBLICAR EN ANNYN

Todos los trabajos podrán ser remitidos por correo electrónico a mcairol@fleni.org.ar o directamente o a través de esta página Web.

Leer más
< volver al buscador inicial
RESULTADO DE BUSQUEDA (Artículos por Rabinowicz, Adrián)
< Publicaciones anteriores Publicaciones siguientes >
  1. Epilepsia del lóbulo frontal

    García, María del Carmen. D'Gianno, Carlos. Estelles, Stella. Rabinowicz, Adrián.

    Fecha de publicación: 2008-07-06

    Las llamadas epilepsias del lóbulo frontal (ELF) incluyen un grupo heterogéneo de síndromes caracterizados por una amplia variedad de manifestaciones electroclínicas y etiologías. En líneas generales podrían ser definidas como todas aquellas epilepsias cuyas crisis tengan inicio eléctrico en el lóbulo frontal, independiente de sus manifestaciones clínicas, ya que pueden generarse de estructuras no frontales y comprometer a dicho lóbulo en la propagación de la descarga. Por lo contrario, no deben ser erróneamente catalogadas como ELF aquellas crisis cuya clínica sea frontal mientras que su foco eléctrico se encuentre fuera del mismo.

    Ver resúmen
  2. Síndromes epilépticos mioclónicos

    D'Gianno, Carlos. Rabinowicz, Adrián.

    Fecha de publicación: 2008-07-06

    Klonos significa movimiento súbito y, clonía es el plural. Por lo tanto hablar de movimiento clónico o sacudida mioclónica es una redundancia. Clonus es un sustantivo que significa "estado de movimientos súbitos repetitivos", como el clonus de pie. Clónico es un adjetivo apropiado para denominar a un movimiento súbito aislado, como una sacudida de pie o a una enfermedad caracterizada por sacudidas ocasionales, como en la epilepsia mioclónica. Clínicamente las crisis mioclónicas se definen como movimientos involuntarios, breves y arrítmicos, que se diferencian por su su carácter brusco y repentino. Los músculos más frecuentemente comprometidos son los del cuello, brazos y hombros. Los movimientos pueden ser en flexión o extensión.

    Ver resúmen
  3. Epilepsia refractaria. El rol de la cirugía de epilepsia

    Rabinowicz, Adrián. Estelles, Stella. Nesci, Esteban. Pomata, Hugo.

    Fecha de publicación: 2008-07-06

    La epilepsia es un trastorno crónico que afecta al 1-2% de la población mundial, con una incidencia bimodal que muestra su máxima expresión en las primeras dos décadas de vida y en la población de más de 60 años. Actualmente, se acepta que el 70-75% de los pacientes epilépticos controlan su enfermedad y pueden curarse con medicación anticonvulsivante, con variables bien definidas en cuanto a las chances de recurrencia una vez discontinuada la misma. En los denominados centros integrales de epilepsia, al 25% restante de pacientes se les ofrece algunas de las siguientes alternativas terapéuticas: ensayo de nuevas drogas antiepilépticas (DAEs) muchas de ellas aún en fase experimentales; Implantación de diferentes estimuladores (vagal, talámico, cerebeloso); Definir si el paciente puede ser pasible de cirugía de epilepsia. La descripción de las primeras dos alternativas escapan al objetivo del presente trabajo, el cual estará focalizado en el lugar que debe ocupar la cirugía de la epilepsia, y los distintos tipos de cirugía que existen.

    Ver resúmen
  4. Status epilepticus

    Rabinowicz, Adrián. D'Gianno, Carlos.

    Fecha de publicación: 2008-07-06

    Las definiciones más antiguas que se conocen de SE datan de 1904 cuando Clark y Prout lo definieron como "crisis suficientemente frecuentes que el coma y el cansancio extremo son continuos entre las crisis". En 1940 Kinnier Wilson lo definió como "crisis donde el sueño post-convulsivo de un ataque es interrumpido por el desarrollo de uno nuevo". La definición antes descripta, fue propuesta por Gastaut en 1962, y adoptada por la Liga Internacional contra la Epilepsia en 1964. Esta misma entidad en 1981 propuso la siguiente definición: "una crisis que persiste la suficiente cantidad de tiempo o que se repite lo suficiente como para que la recuperación entre los ataques no ocurra". En 1983 la definición contemplaba una duración mínima para definir SE, al menos 30 minutos, como lo ratificó el grupo de trabajo sobre status en ese año. Bleck en 1991 mantuvo los mismos términos de esta definición pero propuso que el tiempo de duración mínimo para definir un status fuese de 20 minutos. Treiman y colaboradores en un ensayo cooperativo propusieron posteriormente la reducción del tiempo de status a 10 minutos. Recientemente, una nueva propuesta de definición sobre SE generalizado tónico-clónico, presentada en la reunión de la Academia Americana de Epilepsia, sugiere: la duración de por lo menos 5 minutos de crisis continuas o dos o más crisis, entre las cuales existe una recuperación incompleta de la conciencia.

    Ver resúmen
< Publicaciones anteriores Publicaciones siguientes >
Copyright © 2012 Archivos de Neurología, Neurocirugía y Neuropsiquiatría. Todos los derechos reservados.
www.annyn.org
dg: Mana Le Calvet