SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER
> Enviar
BUSCADOR
Busqueda Rápida
> Buscar
Búsqueda Clasificada
Buscar en:
> Buscar
Mostrar artículos según
> Año de publicación
> Autor
> Tema
PUBLICAR EN ANNYN

Todos los trabajos podrán ser remitidos por correo electrónico a mcairol@fleni.org.ar o directamente o a través de esta página Web.

Leer más
< volver al buscador inicial
RESULTADO DE BUSQUEDA (Artículos por Goicochea, María Teresa)
< Publicaciones anteriores Publicaciones siguientes >
  1. Neuromodulación del dolor

    Goicochea, María Teresa. Tenca, Eduardo.

    Fecha de publicación: 2008-05-12

    La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (I.A.S.P.) define dolor como “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con daño actual y potencial del tejido”. El dolor crónico ha sido definido como el dolor que persiste por un período de tiempo que ha sido determinado en una forma arbitraria (uno, tres o seis meses). Bonica define el dolor crónico como el que persiste un mes después del curso usual de una enfermedad aguda o un período de tiempo razonable para que una lesión sane. Varios autores aceptan los términos dolor persistente (3 a 6 meses) y crónico (>6 meses). Sin embargo, no es sólo la duración la que determina el diagnóstico de dolor crónico. El enigma del dolor crónico implica la frustración de los pacientes que no pueden entender por qué la medicina moderna no puede solucionar su problema, así como la frustración de los médicos y de las entidades en salud que no pueden suplir las necesidades de estos pacientes. La estimulación medular y las bombas intratecales constituyen dos de las principales innovaciones en la terapéutica del dolor. Mientras que la primera se emplea en pacientes con dolor crónico no maligno, las bombas están indicadas para el control del dolor oncológico Sin embargo , exigen una cuidadosa selección. Así, las bombas intratecales están indicadas cuando el enfermo tiene una expectativa de vida superior a seis meses. La estimulación medular está indicada en el dolor neuropático, como en la distrofia simpático-refleja, la angina refractaria al tratamiento médico, complejos regionales o el dolor por miembro fantasma. Los pacientes necesitan responder positivamente a un ensayo previo y un proceso de selección, para asegurar la adecuada opción terapéutica. El tratamiento debe ser llevado a cabo por un equipo experto para asegurar la adecuada evaluación pre y postoperatoria.

    Ver resúmen
  2. Cefaleas de corta duración: diagnóstico diferencial

    Goicochea, María Teresa. Leston, Jorge A.

    Fecha de publicación: 2008-05-18

    La nueva clasificación de la internacional Headache Society (IHS), agrupa a las cefaleas primarias en 4 categorías (1). La primera agrupa las distintas migrañas, la segunda, a las cefaleas de características tensionales, la tercera, a las cefaleas en salvas y otras cefaleas autonómicas trigeminales, y la cuarta, a otras cefaleas primarias. Las cefaleas de corta duración están agrupadas en la tercera y cuarta categorías. Son cefaleas que pueden durar de segundos o minutos a 2-3 horas. El diagnóstico diferencial de los síndromes dolorosos craneanos de corta duración es esencial para poder permitir una mejor aproximación terapéutica. Por ello, es necesario excluir organicidad antes de definir a cualquiera de ellas como una entidad primaria. Un grupo de estas cefaleas, las hemicráneas paroxísticas, las cefaleas en puntada, la cefalea a la tos, la hemicránea continua con sus exacerbaciones, responden al uso de la indometacina. Otras no. Este último grupo engloba dolores como las cefaleas en salvas, el Sunct, la cefalea hípnica, el dolor al esfuerzo. En las cefaleas en salvas el uso de Sumatriptan por vía inyectable o el O2 en inhalación, pueden ayudar a que el episodio de dolor no se prolongue.

    Ver resúmen
< Publicaciones anteriores Publicaciones siguientes >
Copyright © 2012 Archivos de Neurología, Neurocirugía y Neuropsiquiatría. Todos los derechos reservados.
www.annyn.org
dg: Mana Le Calvet